Malú Arrasa en el Sant Jordi Clut

Entró al escenario con ganas de quemarlo todo y nos hizo disfrutar de un concierto como “Dios manda”.  El pasado sábado 9 a abril la cantante Malú paseó su gira Guerra Fría por Barcelona, donde consiguió colgar el cartel del Sold Out. Todas las localidades vendidas y un público que no hacía más que emocionarse y corear todas y cada una de las canciones que la artista interpretó esa noche, sobrecogedor.
   


La madrileña no es sólo una de las mejores voces que tenemos en nuestro país, es además la mejor o una de las mejores intérpretes. Malú es de las que consigue que te metas de lleno en la letra de la canción, que vivas la historia, que la sientas de verdad, y por eso en el Sant Jordi Club no cabía ni un alma. Con un escenario mucho más cuidado que en anteriores giras, fruto de la buena acogida que ha tenido este último disco, y un vestuario perfectamente escogido, consiguió que la gente acabara gritando“otra, otra” y dando patadas al suelo para que volviera a salir.


Sonaron muchos temas de su nuevo disco, “Guerra Fría”, y si cerrabas los ojos casi podías sentir que estabas en un concierto de rock, por el feeling que daban las guitarras eléctricas, fue algo espectacular. Nos sorprendió con canciones como“Que Nadie”, que cantaba con Manu Carrasco, “Devuélveme la vida”, que cantó en su día con Antonio Orózco, o “Enamorada”, que ya interpretó con David de María, sin olvidarnos de clásicos como “Aprendiz”, “Toda”, con la que la gente enloquece y se prepara para hacer la coreografía, o “Como una Flor”, un tema de su primer disco y con el que cerró la actuación.

Parece que ahora sí, ya quedaron atrás los conciertos en salas, se le han quedado pequeñas. A dos semanas del concierto ya no era posible comprar ni una entrada, y por eso mismo Malú volverá a Barcelona el 27 de octubre de este mismo año para ofrecer un concierto en el Palau de la Música, del que por cierto ya han vendido muchísimas localidades.

Esto ya solo puede ir a mejor. El merecido reconocimiento parece que llega, gracias a su propio esfuerzo, y por supuesto gracias también a sus fans incondicionales, los que en cada una de las actuaciones están ocupando las primeras filas con sus camisetas rojas del club de fans, los que lloran y se emocionan como nadie y no se pierden detalle de todo lo que pasa sobre el escenario.


Malú ha sabido avanzar disco a disco, nunca se ha quedado atrás, ha sabido estar dónde y cuándo tenía que estar, nunca se ha rendido ni ha tirado la toalla, por eso sigue ocupando las primeras posiciones en las listas de ventas con este disco, con el que aún le queda mucha guerra por dar

Jesús Pérez Marqués
fotos Carlos Ferriz