En lo paranormal

Nunca me ha gustado escribir sobre estos temas, por lo atractivo y provocativo de los mismos, aparte de alejarnos de la verdad, o el conocimiento consciente de la búsqueda real. Ahora y después de todo, he de dar a conocer parte o algo de lo que he desechado para aprender, pero que esta y ha estado presente.

Si, parece sencillo hablar de estos temas y más cuando se han vivido realmente y se ha conocido, no a informadores de lo paranormal, que eso es fácil, o de historias sobre historias que aumentan o disminuyen la realidad de los hechos, si no palpar los propios hechos y conocer desde los dos lados, quienes y porque los provocan.

Todo tiene una explicación, por  muy duro y cruel que parecen la mayoría de fenómenos y el propio dolor humano ante acontecimientos irracionales del propio sacrificio ante ellos. El  problema siempre es el mismo,  el que he encontrado para buscar la respuesta y el que me encuentro para tener que seguir descubriéndolas en la medida que lo consigo y me dejan.

La búsqueda forma parte de la propia evolución y en la medida que tenemos que evolucionar vamos tropezando en acontecimientos que nos llevan a  caer, tropezar, descubrir, o intentar sobrevivir a ellos y con ellos el resto del camino que tenemos delante.

 

Pero todo esto, no parece paranormal sino conocimiento sobre conocimiento que habla y no cuenta nada de lo que queremos oír, que en definitiva eso es lo que nos provoca el morbo de saber si los posterguéis, son reales, si he tenido vivencias personales, si he conocido brujos reales, porque hablo del más allá o de la otra vida con tanta facilidad en el sexto sentido o en la séptima puerta , si tener una forma de comunicación con el más allá es videncia, si la telepatía forma parte del más allá,  si te puede ocurrir a ti  cualquier fenómeno, maldición, mal de ojos, o conseguir protección  o ya la tienes para que no te suceda…? Si existe Dios o el Diablo, o son los propios hombres quienes alimentan el bien o el mal.

 

 

 

 

 

Compartir
FaceBook  Twitter