Protegerse a sí mismo es el salvoconducto de cualquier ser vivo en la tierra.

Ser el guardián de lo que uno cree y ama es la filosofía de mantener firme la identidad pese a las trasformaciones y los cambios que la propia vida en cada ciclo nos muestra sin perder la esencia vital que nos ha traído a la vida en el compromiso de vivirla. 

 

 


 

 

Jesús Pérez Marqués

Compartir
FaceBook  Twitter