En lo personal

 

Si no fuese así de que otra pudiera haber sido, decidme, de que otra....? Lo más seguro estaría en el caudal de un rió donde la corriente me llevaría al mar aunque remase contra ella como la mayoría.

Se perdería mi buena voluntad, mis buenos deseos , mis esfuerzos , mis sacrificios, mis verdades, mi voluntad y hasta mis propios sentidos en brazadas que solo harían  provocar el cansancio y la incomprensión continua como en la mayoría sin esperanza de salida de la corriente, en esta riada que arrastra todo, todo a su paso.

Como podéis ver hasta lo más solido aparente es arrastrado por la corriente y nada ni nadie se salva en este caos del razonamiento provocado, del equilibrio justificado, de la justicia proporcionada para defender estatus sociales en condiciones partidistas de beneficios comunes a la posición actual del poder que poseemos. (Sin importar la posición)

Todos o la mayoría queremos que esto cambie y algunos entregan su voluntad sin importar el precio del cambio, pero el cambio es ir contra corriente en todo lo que se ha creado dentro de lo solido, porque lo solido fue creado para permanecer inertes ante la materia y no ante el espíritu.

Espacios desconocidos, y acto para unos pocos que solo han querido beneficiarse de su existencia y espacio, llamemos-les.....
Que más da si han sido tanto y tantos desde tantas y distintas posiciones.

Volvemos a lo mismo, al enfrentamiento en contra de lo desconocido, en contra de los intereses, en contra de lo que no nos gusta o nos conviene, cuando en verdad lo único real que nos interesa es el verdadero conocimiento pese a las corrientes, las riadas, o las turbulencias del tiempo.

Me he anticipado un poco para hacer esta editorial a primeros de diciembre porque no quería estar inmerso dentro de la navidad y estar posicionado dentro del propio entorno a la hora de esperar el nuevo año que espero consolide mas sentidos dentro de los sinsentidos de la materia, se que esta editorial va a salir a principios de año y vuelvo a repetir.

Decime de que forma lo tendría que haber hecho para poder mantenerme firme, en  pie, solido, liquido gaseoso, en cuerpo y alma, en estancia y en mente, en distancia y en espacio, en comprensión he incomprensión donde todo cabe en  la caja que esta llena de buenas voluntades donde todos se pierden y arrastra la corriente sin perjuicios en la provocación del efecto causa.

Del equilibrio del desequilibrio que prospera de forma no casual y a la vez real para salir o ser arrastrados definitivamente hacia un mar que no tendrá fronteras, ni perjuicios, ni razonamientos aislados en beneficios particulares que no sean los del propio beneficio común, porque lo común aunque parezca extraño es velar por los hombres, por el bien estar, por la,lucha contra la materia en beneficio de todos.

Y si no decirme que conclusiones habéis sacado de todo lo encontrado hasta ahora., de todo lo aprendido hasta ahora, de todo lo que nos queda del camino por recorrer sin ni siquiera haber prestado atención a toda una vida que es lo concedido  una y otra vez para salir de la corriente ajena y entrar en la propia para salir de todas, en la corriente del cauce del rió donde los deseos propios sean la parte más importante de la trayectoria de cada hombre.

Tan difícil es....?

Si no fuese así de que otra pudiera haber sido, decidme, de que otra....? Lo más seguro estaría en el caudal de un rió donde la corriente me llevaría al mar aunque remase contra ella como la mayoría.
O seria mejor mirar como pasa la corriente por muy brava y turbulenta, sin importarme nada, nada de los que arrastrase, o arrastrase con ella.

Aun así, sin ni siquiera ser arrastrado durante toda una vida por la corriente, ella desborda su margenes y me busca para  ser arrastrado, mientras espero en el desespero común un poco de sentido para no caer ni ser arrastrado por quienes andan  en su cauce arrastrados por la desesperación o el egoísmo, sin  saber que el mar, el mar que nos espera es el mar sin fronteras, ni vallas, ni limites, llano, recto en el horizonte, en calma,  unido a ras de un suelo común llamado tierra en el que habitamos y que ni siquiera sabemos compartir con la equidad y la proporcionalidad de espacio y estancia concedidos.

Jesús Pérez Marqués

Por considerar que forman parte de mi propia identidad y sentir más personal.