Poemas Ilustrados

Monologo-poema Poema, Inicio Jesús Pérez Marqués


  

MONOLOGOPOEMA

 

 


Hoy en este inicio o segundo acto
quiero del recorrido de mis alforjas llenas
extraer parte o algo de lo que va conmigo.

Se que apenas queda nada del todo que las lleno,
apenas queda nada, de lo que dije, hice, o escribí
en un papel. Apenas solo quedan
cicatrices y heridas en la piel

De la sonrisa un verso,
de la esperanza un sueño y de los sueños
Los años nos despojan de ellos.

Son los duendes, son los dueños.
que hacen con el tiempo que se
conviertan en más pequeños,  pero más eternos.

En esta parte del camino  recorrido,
hecho, maltrecho, dolido, aquejado y viejo.

No es verdad pero rima y en parte es el poeta
en el camino hecho, lo que hace de la vida,
buscar de las heridas un consuelo
y preguntar al cielo: ¿Por que  es así esta vida…?


Y ver las injusticias por los suelos
que pisan los demás sin más recelo
que el de mirar al lado y decir,
la vida es esto, también lo hacen ellos.

Los demás hacen lo mismo, acaso yo
soy menos que los demás,
o me hago de menos.

Y que más da, si  tú sigues detrás.
Por que no quieres, por que no puedes,
porque no te dejan. Y te quejas, te lamentas

Vas con ellos sin oponer nada más que tus quejas.
Las oigo, las he  oído siempre,
me persiguen detrás.

Escribe de lo justo y de lo injusto,
del pan, de los demás, del hambre,
de la guerra, de las mentiras, de la verdad.

Escribe simplemente y quéjate detrás,
detrás estamos todos, quejándonos igual.


Que bello, que bonito y cuantos como yo
habrán hecho el camino,
buscando en el amor, en la honradez,
en la pureza su bandera.
Que ondea por desgracia después de cada guerra.

Y cuantos como tú habrán tirado la toalla
después de una tormenta y sumisos al tiempo
tan solo esperan que llueva.

Darte una solución, eso quisieras.
Una palabra mágica, un gesto, una idea
algo donde agarrarte, para salir o quedarte …
en una posición más cuerda, más seria
más humana, más eterna.


Pero Dios, el que existe según las condiciones.
El que nos muestran los dogmas y todas religiones.
El que nos interesa según el momento.
El que queremos creer cuando lo necesitamos.

El que nos viene bien tan solo para lo nuestro.
Es el Dios que buscamos y hemos perdido
es un Dios de intereses sin verdades, que carece
de la esencia primordial del nacimiento
y de la  propia muerte.

La tenemos delante cuando abrimos los ojos
y miramos de lado para no ver el frente
y dejamos que otros nos guíen el camino
que inexorablemente es nuestro recorrido

Y como siempre ha sido, y como es así …?
Y como nadie vuelve, y como no lo se …?
Esto es más de lo mismo o es un poema.


Adentrarse en lo ajeno, sueños y penas
Arrojarse a la hierba, verde botella,
fresca  brisa del mar, tus ojos, mis versos,
tu belleza, el cielo, las estrellas.

No me pidas el mar,  se me va de las manos
como agua cuando lo quiero entregar.

No me pidas el sol, ni el cielo
que mis manos no llegan tan lejos.

Si pretendes amor, si pretendes soñar
no me lo pidas

por que eso tú, simplemente tú,
lo puedes conseguir y dar.


Sirva la presente para los presentes
y los ausentes.Para los que quieran estar,
para los que se han ido, para los que vendrán.


Dejo las huellas del tiempo en este final,
las que vamos dejando y olvidamos
una y otra vez al pasar.

Escrito el  24 de Junio de 2.007 - Publicado noche del 12 al 13 de 2.008

Jesús Pérez Marqués

 

 
   

 

poemas ilustrados, sección dedicada a la poesia y la fotografía con diferentes poemas

 

 

Dentro de poco tendremos algo que contar:

 

Dentro de poco. Poco quedara ya por hacer, ese día, será de día o de noche, esa noche de noche o de día, pero yo me iré y si me fuese, y no estuviere, si me llamases y no me hallases Si no quisiese venir.....?

Recuerda lo que mantuvimos juntos, lo que aguantemos, lo que soñemos, lo que juguemos, lo que gastemos, lo que nos desgastemos y después de todos los gastos y desgastes dime lo que quedo entre los dos,  si aun así encuentras algo por  lo que llamarme, recuérdamelo, y si el recuerdo me es grato, espera un rato,.  Y quien sabe, si elevo mi voz y te llamo por tu verdadero nombre,  (Amor)

Todo estaba en contra, todo, el mundo entero.
Pero, aunque no te lo creas, estas historias son tan reales como la vida misma,  la mía  la tuya y la de tantos.

Alguien viene y golpea y vuelve a golpear y el muro formado por piedras, por rocas por sentimientos que rozaban el borde del nombre deseado, se tambalea en tus brazos como hojas que el viento arrastra y un suspiro nos deja la esencia pura de lo que quedo.

Y gracias a eso, mantenemos el peso, y abrimos los ojos, y   buscando cosquillas, en esas rodillas que mantienen nuestros sueños y renacemos.

Y la vida vuelve a ser lo que era, y de esta manera: Vinimos al mundo tú y yo…

 


Diseño, fotografia y poemas de: Jesús Pérez Marqués  

 

poemas ilustrados, sección dedicada a la poesia y la fotografía con diferentes poemas

 

 

 

DESTIERRO

 

 

 

 

 

Poeta del destierro, vague por parajes desconocidos y ajenos donde desaparecían esencias naturales que otros perfumaban con colonias baratas, para esconder su verdadero olor o procedencia.

 

 

 

 

 

 

 

También supe que el hombre se pierde, se idolatra y el poeta también es aquel capaz de vender su alma por un verso. Depredador de palabras y pensamientos se adentra en cualquier forma, quiso comprar mis sentidos pero el sentido me aparto del poema y del poeta, separarme de mí en lo más profundo para perderme y encontrarme con verdades sin versos.

 

 

 

 

 

 

 

Estuve en el lugar y no quise quedarme, la poesía es todo y nada, depende del momento y de la estancia y cuando buscas más, las palabras, tan solo son palabras y los versos, sentimientos, amor o dolor del momento que con el tiempo se difumina y cambia

Gracias a ella, por ella, salve mi vida, y supe equilibrar mi alma, y lejos de perderme en perfumes ajenos mantuve la esencia que me llevo a encontrar otras ideas…

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros lenguajes que apenas nadie cree que estén ni piensan, otras formas que cohabitan con los sueños, los días, las penas y las almas.

Pero como dice mi amigo Da silva, (para encontrarse hay que pederse) y dentro de cada uno, uno, sabe el espacio real que nos pertenece, el que debemos estar, el que no debemos permitir que atraviesen. El que nos deja ver más allá del día a día o el día siguiente.

 

 

 

 

 

 

Si ayer era poeta del destierro donde apenas lo ajeno defiende lenguajes del que fui y del que soy. Hoy me siento olvidado del poeta que fui, del que no puede ser, del que siempre será…

 

 

 

 

 

Del hombre que soy, de las ruinas que provocaron o provoque entusiasmado en mantenerme firme a pesar de ser excluido y lapidado, de las piedras del camino de las heridas de la carne, de la agresión continua al entendimiento, al alma, a negar una vida encasillada, donde el nacer y el morir apenas queda en nada.

 

 

 

 

 

 

El poeta es más, es eso y mucho más, que no duden extraños que la sangre del hombre en poemas rasgados nos deja la nostalgia de los errores y amores que hemos pasado.


Alimentar la esencia de la poesía forma parte del yo personal que nos une a lo íntimo
A lo secreto al mundo real de nuestro propio yo con nuestros sentimientos.

 

 

 

 

 

 

La evolución esta detrás, es el paso siguiente a otros entendimientos. Decir de nuevo del poeta que fui, que gracias a su fuerza a las ganas de seguir he llegado a este espacio de tiempo, ahora, aquí, siento el poeta que llevo dentro, tal vez un segundo puede que tan solo un momento, pero gracias a el me marche y he vuelto.

 

 

 

 

 

 

Jesús Pérez Marqués

 

 

 
poemas ilustrados, sección dedicada a la poesia y la fotografía con diferentes poemas

 

 

POEMAS ILUSTRADOS:                       el rostro  de un poema

 

 

 

El rostro  de un Poema

Cuando aflora la vida
Cuando todo es belleza
Cuando el amor esta
Cuando el dolor se aleja
Cuando estas a mi lado


Cuando piensas en mi
Cuando tiemblas en mis brazos
Cuando nos reímos
Cuando nos miramos

Cuando sin hablar nos amamos
Cuando soñamos juntos
Cuando nos enfadamos
Cuando hacemos las paces
Cuando disfrutamos



Cuando recuerdo los años que
hemos pasado juntos veo el rostro de
un poema en tus ojos, en tus
labios, en la fuerza del amor que
han mantenido firme la pasión y
la entereza de querernos.

 

Y aun con todo y con eso
Y lo que puede pasar.

 


Es bonito llenar el corazón
de recuerdos pasados
olvidar las fatigas, las trabas
las tristezas que quedaron atrás.

 


Y lanzar un suspiro al olvido
y una sonrisa al viento.
Y que vuelva la brisa de nuevo
habitar nuestra estancia
que de amor y deseo esta ansiosa
siempre nuestra alma.

 

 

Y aquellos puntos negros
que quedaron detrás, los dejamos
perdidos en el olvido que es
donde deben estar.

 

 

Compañera de viaje compañera

a estos versos me remito y en
el rostro de un poema quisiera
dejar, la alegría, la amistad,
el amor que nos queda.

 

La felicidad.

 

Ahora puedes adquirir, el original o copia de estas fotografías firmadas por su autor a través de: www.cepaecgaleriart.com

O bien solicitándolas directamente a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.